14:32h. Martes, 26 de Septiembre de 2017

ETA DETENCIONES

Sortu pide a la Guardia Civil "que se vaya" por ser una "amenaza violenta"

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, ha pedido hoy a la Guardia Civil y al resto de "cuerpos represivos del Estado" que se vayan de Euskal Herria porque representan la "única amenaza violenta" en el actual escenario político vasco.

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, tras la rueda de prensa ofrecida hoy en Vitoria para opinar sobre la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía por su llamamiento a dar "jaque mate" a la Guardia Civil a raíz de la operación policial c
El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, tras la rueda de prensa ofrecida hoy en Vitoria para opinar sobre la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía por su llamamiento a dar "jaque mate" a la Guardia Civil a raíz de la operación policial c

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, ha pedido hoy a la Guardia Civil y al resto de "cuerpos represivos del Estado" que se vayan de Euskal Herria porque representan la "única amenaza violenta" en el actual escenario político vasco.

Arraiz, también parlamentario de EH Bildu en la Cámara vasca, ha comparecido en rueda de prensa en la sede de Sortu de Vitoria para referirse a sus declaraciones de hace dos días, cuando en alusión a las dos operaciones contra el colectivo de presos de ETA, Jaque en 2014 y Mate, desarrollada el lunes, dijo que "frente a un Estado terrorista" es "el momento" de que el pueblo vasco "dé jaque mate a la Guardia Civil" para que "se vayan de Euskal Herria".

Por estas palabras, la Fiscalía de la Audiencia Nacional abrió una investigación, aunque previsiblemente será el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, el que asuma la investigación ya que Arraiz es parlamentario vasco y está aforado.

De hecho, Calparsoro ha pedido ya hoy a la Ertzaintza la grabación de la rueda de prensa que ofreció el lunes Arraiz en San Sebastián en las que hizo esas declaraciones.

"Voy a prescindir de metáforas y de juegos de palabras que parecen de difícil comprensión para alguno en Madrid que luego además se le revuelve el estómago", ha dicho Arraiz en referencia a las diligencias abiertas contra él.

"Lo voy a decir más claro aún. En el actual escenario político vasco la única violencia es la del Estado español. La única amenaza violenta es la de la Guardia Civil y el resto de cuerpos represivos del Estado y por eso reclamamos que se vayan", porque "no los necesitamos y porque no los queremos", ha subrayado.

"Simplemente decimos 'alde hemendik', que se vayan y nos dejen en paz", ha insistido, al tiempo que ha denunciado que la operación del lunes "no tiene más sentido que la venganza".

Ha asegurado además que la Guardia Civil "está reñida con un escenario de paz y democracia" en Euskal Herria.

Por ello, ha hecho un llamamiento a la sociedad vasca a que acuda el sábado a la manifestación convocada en San Sebastián en protesta por la detención el lunes de 16 personas, 13 de ellas ya en libertad.

Arraiz también ha opinado que no tiene "ningún sentido" la operación del lunes porque en el caso de que hubiera algún delito "se solucionaba con una citación judicial". "No hacía falta operaciones de este tipo", ha incidido.

"Tampoco tiene ningún sentido más que la venganza" el "robo" del dinero que el lunes se incautó la Guardia Civil en la sede del sindicato LAB de Bilbao, recogido en la manifestación del pasado sábado contra la dispersión de los reclusos de ETA celebrada en la capital vizcaína, ha añadido.

"Ese dinero era nuestro y exigimos que se nos devuelva", ha reclamado Arraiz.

Durante la rueda de prensa el presidente de Sortu se ha referido también al archivo definitivo de la causa judicial abierta contra él por unas declaraciones que realizó en noviembre de 2013 en un acto de homenaje a los dirigentes de HB asesinados Josu Muguruza y Santi Brouard.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha desestimado el recurso de apelación de Dignidad y Justicia contra el sobreseimiento de esta causa dado que considera que Arraiz no cometió un delito de enaltecimiento del terrorismo cuando en dichas declaraciones defendió, entre otras cuestiones, la trayectoria y el pasado de la izquierda abertzale en los últimos 35 años.

Arraiz ha dicho que no esperaba otra cosa que el archivo de la denuncia porque en dicha charla lo que hizo fue "la valoración política de unos hechos históricos, ni más ni menos".