10:24h. Viernes, 24 de Noviembre de 2017

BARÉIN OPOSICIÓN

Detenido el dirigente opositor bareiní condenado por denunciar irregularidades en las pasadas elecciones

Manama, 14 ene (EFE).- La Policía bareiní detuvo hoy al dirigente del partido opositor Al Wefaq, Sayed Yamil Kazem, condenado ayer a seis meses de cárcel y a pagar una multa de 500 dinares bareiníes (cerca de 1.320 dólares) por denunciar irregularidades en las pasadas elecciones de noviembre.

La Policía bareiní detiene al dirigente del partido opositor Al Wefaq, Sayed Yamil Kazem (2d), en el exterior de la sede del citado partido en Manama, Baréin, hoy, miércoles 14 de enero de 2015. EFE
La Policía bareiní detiene al dirigente del partido opositor Al Wefaq, Sayed Yamil Kazem (2d), en el exterior de la sede del citado partido en Manama, Baréin, hoy, miércoles 14 de enero de 2015. EFE

Manama, 14 ene (EFE).- La Policía bareiní detuvo hoy al dirigente del partido opositor Al Wefaq, Sayed Yamil Kazem, condenado ayer a seis meses de cárcel y a pagar una multa de 500 dinares bareiníes (cerca de 1.320 dólares) por denunciar irregularidades en las pasadas elecciones de noviembre.

Según pudo constatar Efe, la detención tuvo lugar en la puerta de la sede del partido en Manama, donde se presentaron las fuerzas de seguridad para arrestar a Kazem.

Según el abogado Abdalá al Shamlawui, el presidente del Consejo Consultivo de Al Wefaq fue encontrado culpable por haber difundido un mensaje en la red social Twitter en el que denunció corrupción financiera en los pasados comicios municipales y presidenciales, que fueron boicoteados por toda la oposición.

En una rueda de prensa celebrada ayer, Kazem informó de que no se permitió testificar en el juicio a dos testigos que habrían apoyado su denuncia de que "se inyectó dinero político en las elecciones".

Añadió que presentó ejemplos de declaraciones de políticos y medios de prensa afines al Gobierno que también realizaban las mismas acusaciones, aunque ninguno de ellos fue interrogado ni acusado, lo que, según éL,es una prueba de que su caso es "político".

La detención de Kazem se produce en un día en el que continúan los enfrentamientos entre manifestantes que piden la liberación del secretario general de Al Wefad, Ali Salman, y la Policía.

Salman fue arrestado el pasado 28 de diciembre acusado por la Fiscalía de difundir informaciones que buscaban un cambio por la fuerza del régimen bareiní y de usar métodos ilegítimos y amenazas, también en sus discursos públicos.

La defensa de Salman ya reveló en su momento que su cliente afronta nueve cargos, entre ellos los de instigar el odio contra el régimen, instar a su caída, insultar a las autoridades ejecutivas y judiciales y transmitir informaciones falsas al extranjero.

En vísperas de las elecciones generales celebradas en el pequeño Estado del golfo Pérsico a finales de noviembre pasado, Salman llamó al boicot ante lo que definió como una "falta de valores democráticos reales que resultarán en otra Asamblea sin poderes".

Según Kazem, su condena y la detención de Salman representan un "castigo" por ejercer su derecho a boicotear las elecciones.

En declaraciones a Efe, Kazem comentó que estos acontecimientos "han destruido cualquier credibilidad de un diálogo para acabar con la crisis del país".

En los últimos cuatro años, ha habido protestas populares para pedir reformas políticas en Baréin, un pequeño reino de mayoría chií, pero han sido reprimidas por la Monarquía suní gobernante.